Dirección:

Clinic Lus Fly, 34394, Istanbul, Turchia, (+905524377846)

El tratamiento estético de la cara botulínica

El botox facial es un tratamiento de medicina estética que permite darle al rostro un aspecto relajado, fresco y joven, a través de pequeñas inyecciones en puntos específicos de los músculos de la cara.

Normalmente, los mejores resultados se obtienen al tratar la parte superior de la cara, en las arrugas horizontales y verticales de la frente y del contorno de los ojos, más conocidas como patas de gallo.

Es posible obtener un efecto completamente natural mediante la modulación apropiada de la dosis, que consecuentemente permite la desaparición de arrugas, pero no de expresividad, que en su lugar se acentuará por la frescura de la cara.

Botox viso

Las etapas del tratamiento botulínico facial.

Antes del tratamiento de botox facial.

En primer lugar, queremos aclarar que el uso de toxina botulínica está fuertemente desaconsejado en pacientes menores de 18 años o mayores de 65 años y en gestantes.

También sugerimos evitar tomar analgésicos antiinflamatorios al menos 10 días antes el tratamiento, porque pueden aumentar la posibilidad de pequeños hematomas.

Además, es bueno evitar tomar antibióticos con gentamicina o estreptomicina, que se denominan amino glucósidos, ya que pueden potenciar el efecto del tratamiento.

Nuestro médico evaluará la solicitud del paciente y, posteriormente, recomendará el tratamiento que permita obtener el mejor resultado. Posteriormente, se le pide al paciente que contrate el músculos faciales en los distritos individuales, para que puedan decidir cómo intervenir y evaluar qué músculos son los más responsables de la formación de arrugas.

Cómo se realiza el tratamiento botulínico facial.

El tratamiento con Botox es ambulatorio, sin hospitalización y sin anestesia y puede tomar unos 15-20 minutos. Se realiza mediante la infiltración de pequeñas cantidades de producto en el zonas de la cara donde se relajarán las arrugas: gracias a una aguja muy fina, nuestro médico especializado puede inyectar la sustancia en puntos precisos dentro de los músculos, en tal forma que se reduzca la contracción.

Después de la infiltración, la cara se enrojece ligeramente solo en los puntos donde se aplicó la inyección y solo por unos minutos. Ocasionalmente puede aparecer un pequeño moretón que tiende a reabsorber en pocos días.

El tratamiento con toxina botulínica es reversible, dura unos minutos y no deja visible secuelas que pueden impedir la reanudación inmediata de las actividades diarias. Esto explica el gran éxito y la rápida difusión en el campo estético de este nuevo tratamiento: el resultado estético en las regiones tratadas es tan satisfactorio que la toxina botulínica en recientes años ha sustituido prácticamente la cirugía de lifting de frente.

Post tratamiento botox cara

El tratamiento botulínico facial no requiere ningún descanso particular posterior a la intervención, pero en las siguientes 3-4 horas se recomienda evitar:
- Echarse
- Párese con la cabeza baja
- Utilice el casco de la motocicleta o cualquier otro objeto que pueda entrar en contacto con la cara
- Aplicar cualquier tipo de maquillaje
- Realizar pesados esfuerzos y ejercicios

Durante todo el día siguiente no se recomienda dar masajes o presionar las áreas tratadas.

En los 15 días siguientes al botox, normalmente se recomienda evitar la cara:
- Exposición al sol o lámparas UV
- Evitar las saunas o baños turcos
Finalmente, en un plazo de 3-5 días comenzaremos a apreciar el bloqueo de los músculos tratados,
y el resultado máximo final se aprecia dentro de un mes.